Octavo mes de embarazo

Entramos en una fase en la que el bebé cogerá mucho peso. Éste mes se seguirá moviendo mucho ya que comienza a ponerse en la posición adecuada para el parto (cabeza abajo). A nivel externo, es el momento de los preparativos para la llegada de bebé: la habitación, el material, el neceser de aseo,… Se acabaron los viajes en coche, sobre todo a distancias medias o largas. Evita también a partir de ahora alejarte demasiado del lugar dónde darás a luz.
Tu estado es avanzadísimo, por lo que necesitas grandes periodos de descanso. Puede ocurrir que te lleguen contracciones no dolorosas. Aunque no le ocurre a todas las embarazadas, es un fenómeno normal, no te preocupes. La pelvis te dolerá en ocasiones ya que las hormonas actúan sobre los ligamentos, suavizándolos. Los huesos se hacen más móviles y tu pelvis se abre para dejar paso al bebé.

OCTAVO MES DE EMBARAZO

El bebé traga mucho líquido amniótico lo que contribuye a la maduración de su sistema digestivo. También orina frecuentemente, por lo que el líquido amniótico se renueva muchas veces al día. Sus pulmones continúan con su maduración y se están preparan ya para la vida extrauterina. Ésta no terminará hasta principios del noveno mes. La placenta crece con el bebé, con la finalidad de ocuparse de sus grandes necesidades energéticas. A finales de este octavo mes el pequeño pesa alrededor de 2.5 kg y mide cerca de los 47 cm.
El crecimiento del bebé se acelera, viendo ya el final del proceso. Una capa de grasa se forma bajo su piel y ésta comienza a tomar el aspecto rollizo de los recién nacidos. Esta grasa es importante, ya que después del nacimiento le permitirá mantener una temperatura normal en un medio ambiente menos blando que el útero materno. Sus miembros se alargan. Los huesos continúan calcificándose, pero dejando unos espacios vacíos al nivel de su cráneo: esto es lo que permitirá al cerebro continuar creciendo, incluso después del parto. El bebé se mueve, preparando la vía de salida: la cabeza abajo y las nalgas arriba. Aunque se prepara, no toma esta posición definitivamente: puede cambiar hasta principios del noveno mes.

octavo mes de embarazo

Revisión del noveno mes

Aunque estás en la penúltima cita con el ginecólogo antes del embarazo, la revisión será prácticamente la misma. La ecografía del tercer trimestre también permitirá verificar el crecimiento y la morfología del niño. Acelerar en lo sucesivo tu preparación para el parto y evita alejarte demasiado de la maternidad.
En la revisión el médico examinará la pelvis maternal, verificando su normalidad, o lo que es lo mismo: asegurándose que la cabeza del bebé podrá pasar bien a través de este canal estrecho formado por los huesos de la pelvis. La altura uterina se hace importante, debe medir aproximadamente 30 cm. La salud del bebé también se controlará: sus movimientos, su actividad y ritmo cardiaco, la cantidad de líquido amniótico, su posición en el vientre de mamá,…

Séptimo mes de embarazo

septimo mes de embarazo

Consultas con el ginecólogo, ecografías,… a estas alturas todas estas cosas se han convertido en “rutinarias” y ya no tienen secretos para ti. Este mes es el límite para comenzar la preparación al parto (si es que aún no lo has hecho). Los cambios sobre tu cuerpo ya son “pronunciados”. Puede que tengas pequeños problemas como calambres, problemas de hemorroides, varices,… no te preocupes. Todo esto se atenuará después del parto.

SÉPTIMO MES DE EMBARAZO

Los ojos del bebé ya están abiertos y ya es sensible a las formas y a la luz. Incluso es capaz de girar la cabeza para seguir una fuente fuerte de luz situada cerca de su vientre. Su sistema digestivo y sus riñones ya están acabados y funcionan perfectamente. En los bebés varones, este mes sus testículos bajarán de su abdomen hacia su escroto. Los pequeños tiene un cabello muy fino en la cabeza y pelos largos y finos sobre el cuerpo. Éstos los perderá durante el trascurso de los dos últimos meses. A finales de este séptimo mes, el bebé pesará aproximadamente 1,5 kg y medirá 42 cm.

Este mes el bebé está ya realmente despierto: no se pierde nada de lo que ocurre a su alrededor: conversaciones, música, ruidos,… El pequeño ya ronda la cuarentena de centímetros y pesa algo más de un kilo y medio, por lo que comienza a sentirse algo estrecho y se siente limitado de movimientos. Él está limitado de movimiento y tu de fuerzas, por lo que debes descansar adecuadamente y mucho a lo largo del día.

Revisión del séptimo mes de embarazo

En la revisión ginecológica de este mes, se revisarán todos los elementos de control descritos en la revisión del mes anterior. El tamaño del cuello de tu útero se verificará de nuevo y tu médico o comadrona se asegurarán sobre todo que no se haya modificado desde la última consulta. Te darán fecha para la próxima revisión y para la ecografía del tercer trimestre.
Y terminaremos con una serie de consejos y recomendaciones:
Recuerda que debes descansar mucho. Y es que un sueño correcto y un descanso apropiado es esencial para tu estado. Recuerda que es conveniente que duermas sobre el lado izquierdo. En este mes, las mamás con un trabajo movido o que tengan demasiado transporte, deberán parar de trabajar.

Sexto mes de embarazo

Para las mujeres que no han tenido problemas para embarazarse, llegados a este punto del embarazo aparecen ciertos “pequeños inconvenientes”. El peso del bebé y los cambios internos empiezan a notarse, por lo que debes descansas más a menudo de lo que estabas acostumbrada. Pero la cuarta consulta médica te permitirá encontrar soluciones. Pero es un mes lleno de alegrías, ya que tu futuro bebé ya reacciona al mundo exterior: con la voz de su papá o de su mamá, las caricias,… ¡¡y eso es un grandísimo aliciente para aguantar cualquier problemilla!!

Tu embarazo está cada vez más avanzado, tu vientre redondeado y el bebé crece día tras día. Además, como hemos dicho anteriormente, cada vez comienzas a sentir más el peso sobre tu espalda, vértebras y piernas. Durante este sexto mes, el bebé crece y continúa su maduración. Su sistema nervioso y sus músculos maduran y le permiten gestos cada vez más precisos. Los pulmones, aunque todavía son inmaduros, están creciendo.

MES SEIS DE EMBARAZO

El pequeño reacciona a lo que ocurre en el mundo exterior: caricias, música, las voces de papá y mamá,… Sí, ahora es sensible a los sonidos, aunque su oreja interna no esté todavía totalmente operacional. Y como el vientre de mamá es ruidoso (golpeos cardíacos, ruido de digestión, ruidos exteriores,…), pues el “peque” reacciona. Son ruidos algo violentos para él. A finales del sexto mes de embarazo, el bebé ronda los 37 cm y pesa alrededor de 1 kg.

El pequeño se hace progresivamente viable en medio extrauterino (en caso de un parto prematuro, por ejemplo). Su sistema nervioso y sus músculos han madurado bastante y ya le permiten hacer gestos cada vez más precisos. Los pulmones, aunque aún inmaduros, siguen creciendo. El bebé ya se mueve mucho y tiene fases nítidas de “despertar” y de “sueño”. Su tórax realiza pequeños movimientos de inspiración y expiración, como si practicará para respirar. También traga líquido amniótico, apreciando su gusto azucarado. ¡¡Y de vez en cuando también tiene hipo!! Su piel está totalmente arrugada.

Revisión del sexto mes de embarazo

En la revisión ginecológica del sexto mes, todos los elementos de control descritos en la revisión del quinto mes, vuelven a analizarse. Puedes consultar con tu ginecólogo esos dolores nuevos como las piernas pesadas, el dolor de espalda,… puede ayudarte a calmarlos. Aunque lo principal para hacerlo es descansar bastante y dormir bien: un buen sueño es importante. Piensa en dormir sobre el lado izquierdo. Sí puedes hacer deporte, pero como ya hemos dicho anteriormente, éste debe ser suave: natación, gimnasia relajada, caminar,…

En este mes ciertas futuras mamás verán su lívido alterado. No es algo que les ocurra a todas, pero sí puede ocurrir. Vuestra actividad sexual cambia y evoluciona. El problema en esta fase es que papá tiene miedo de “romper” algo. A partir de este período, las caricias y la ternura ocuparán un importante lugar en vuestras relaciones. Si notas alguna anomalía, como hemorragias inexplicadas o contracciones, etc. acude a tu médico.

Quinto mes de embarazo

Ya estás en la mitad del embarazo. Estás en un período en el que te sentirás bien contigo misma y feliz. Es verdad que tus pechos seguirán cambiando, aumentando preparándose para amamantar al pequeño. Además, el bebé no dejará de moverse, siendo un auténtico torbellino en tu interior. Pero este mes te sentirás muy bien: risueña y no demasiado cansada aún. Una nueva cita ginecológica te permitirá saber más sobre cómo va el bebé.

Peso, tensión, tasa de albúmina, ritmo cardiaco del niño y de glucosa,… el examen es exhaustivo. El médico también examinará el tamaño de tu útero para verificar el crecimiento del niño. Pero el quinto mes es también el de la ecografía morfológica. Con ella podrás redescubrir a tu niño y admirarle en todo su esplendor.

QUINTO MES DE EMBARAZO

El pequeño se chupa el pulgar y sus pies. El sexo está perfectamente determinado y visible, al igual que las huellas digitales y las uñas. En el caso de las hembras, todos sus órganos genitales estarán constituidos. El bebé crece y crece, y a finales de este quinto mes medirá cerca de 30 cm, pesando alrededor de los 650 gramos.

Los movimientos del pequeño son la muestra del desarrollo de sus huesos, músculos, nervios y articulaciones. Estos movimientos sirven para reforzar todos estos elementos. El bebé se recubre de un pequeño cabello fino y su piel se ha cubierto de “vernix caseosa”, una especie de pasta protectora a base de sebo y de celdas epidérmicas. Su piel se espesa pero la grasa subcutánea es todavía poco abundante y el bebé está arrugado.

quinto mes de embarazo

Revisión ginecológica del quinto mes de embarazo

En la revisión del quinto mes, se vuelven a analizar todos los elementos de control descritos en la revisión anterior. Especial atención en esta fase en no coger demasiados kilos: luego son difíciles de perder y puede acarrear factores de riesgo en el bebé, pudiendo desarrollar una diabetes gestacional (diabetes ligada al embarazo), por ejemplo. Tu ginecólogo te prescribirá una prueba glucémica. En caso de habar cogido demasiado peso, nunca empezar un régimen propio sin consultarlo con el médico.

En este mes tus actividades pueden seguir siendo variadas, aunque evitando trabajos y actividades de fuerza. Eso sí, en tu planificación diaria deben figurar amplios y regulares períodos de descanso. Tu actividad sexual puede ser normal. De hecho, para ciertas mujeres esta actividad sexual es importante en este segundo trimestre de embarazo. También puedes practicar deportes suaves, como caminar, natación, gimnasia suave,…

Cuarto mes de embarazo

cuarto mes de embarazoTu vientre comienza a tomar forma y tu estado se hace cada vez más evidente. ¡Es que el bebé ya es toda una personita! El bebé cada vez ocupa más sitio, hecho que puede ocasionarte ciertos disgustos. Cualquier pregunta que te surja consúltasela a tu médico en el momento del segundo examen prenatal. En este mes, ciertas mamás (sobre todo las madres “experimentadas”) pueden comenzar a sentir al bebé.

CUARTO MES DE EMBARAZO

En este cuarto mes el bebé crece, ¡¡y mucho!! Son sobre todo los miembros los que crecen y se alargan. Aunque el cuerpo en conjunto también lo hace. En este período el pequeño se mueve mucho, así que puede que durante este mes sea la primera vez que lo sientes moverse. Estas primeras sensaciones pueden parecerse a una impresión de gorgoteo intestinal, pero notarás rápidamente la diferencia.

La cabeza, que era muy grande con relación al resto del cuerpo, se hace proporcionalmente menos voluminosa. Las estructuras del cerebro se desarrollan, particularmente el cerebelo, el órgano que permite una buena coordinación de los movimientos. El gusto del bebé se desarrolla y ya es sensible al tacto, por lo que puedes acariciarlo a través de tu vientre: percibirá tus caricias y las apreciará.

Su piel todavía es muy fina y aún no contiene queratina. Los pequeños vasos sanguíneos cutáneos son visibles, y su pelo y sus uñas comienzan a crecer. El bebé se recubre de una pequeña capa, que desaparecerá meses más tarde. A estas alturas el bebé comienza a moverse mucho y ya puede que lo sientas por primera vez. Sus movimientos empiezan a ser un poco más coordinados.
Al final de este mes, sus manos estarán enteramente formadas y sus uñas en el sitio correcto. El bebé mide 20cm y pesa alrededor de los 250 gramos.

Segunda visita al ginecólogo

Este segundo examen es muy importante. El ginecólogo te pesará y verificará tu tensión arterial, que debe permanecer normal (aunque puede que un poco más baja de lo normal) durante todo el embarazo. También procederá a un examen de orina (para verificar la ausencia de azúcar y de albúmina) y una serología para la toxoplasmosis y la rubeola.
También examinará el estado de tu cuello de útero (para asegurarse de que éste no está demasiado abierto) y el ritmo cardiaco del bebé. La actividad cardíaca es registrada mediante un pequeño aparato de ultrasonidos o por una ecografía. Éste te permitirá escuchar de nuevo ese ritmo tan rápido y tan particular de los latidos del corazón de tu bebé. Si sufres anemia (es algo frecuente en los embarazo), tu médico te prescribirá un tratamiento de hierro para recargar las pilas. (Recuerda que debe ser tu médico el que te lo recete: nunca lo hagas tú por tu cuenta)

Consejos prácticos a tener en cuenta

Al igual que te aconsejábamos en los meses anteriores de embarazo, no debes tomar ningún medicamento sin consentimiento médico. Puede ser muy perjudicial para el pequeño. Puedes comer de todo en cantidades razonables y cuidado con los gatos, carnes mal cocidas y lechugas mal lavadas por la toxoplasmosis. Evita beber bebidas alcohólicas y, si fumas, reduce su consumo al mínimo. Si puedes dejar de fumar, mejor.
Es aconsejable practicar regularmente deporte suave como natación, marcha o gimnasia suave. El deporte contribuirá a mantenerte en forma y a fortalecer tu cuerpo. Evita en lo posible los factores de cansancio excesivo y los trayectos largos en coche. Al bebé no le gustan las vibraciones y prefiere el tren o mejor el avión. Ten esto en cuenta si tienes que planificar unas vacaciones o alguna salida.
En caso de dolores de ligamentos, consulta a tu médico para estar segura que no hay nada anormal en ellos. Antálgicos y descanso pueden ayudar, pero evita la automedicación y toma sólo productos prescritos por tu médico. Salvo indicación contrario de tu ginecólogo, puedes continuar llevando una vida sexual idéntica a la que llevabas antes de estar embarazada.
En caso de ardores o dolores al orinar, consulta a tu médico. Un simple examen de orina eliminará o confirmará el diagnóstico de infección urinaria. Bebe en abundancia y ve siempre que tengas ganas al baño, no aguantes. En caso de sufrir estreñimiento, recuerda beber regularmente y comer bastante fibra. ¡¡ Pero nunca te automediques!! El agua y el ejercicio suave te ayudarán a resolver este pequeño problema. En caso de no ser así, acude al médico.

Tercer mes de embarazo

tercer mes de embarazoEl cansancio y las náuseas de los primeros meses van desapareciendo y poco a poco te sientes mejor con el embarazo. El tercer mes es el de la primera ecografía. ¡¡Por primera vez verás a tu hijo!! El ginecólogo te dará sabios consejos, así que no dudes en seguirlos fielmente. En cuanto al bebé, éste está ahora totalmente formado y ha pasado de ser un embrión a ser un feto: un en miniatura pero completo que madurará y crecerá al calor del útero.
En cuanto a ti, tu vientre ya va tomando forma y se te hará difícil entrar en tu ropa de siempre. Es el momento de buscar ropa más amplia y de comenzar a buscar la ropa que necesitarás durante los siguientes 6 meses. Más cambios en ti: es posible que la areola y la piel de tus pechos se tornen más oscuras, y que una línea, también oscura, aparezca sobre tu vientre, entre el ombligo y el pubis. Poco a poco tu cuerpo se prepara para la llegada del bebé.

EL TERCER MES DE EMBARAZO SEMANA A SEMANA

Décima semana

Durante la décima semana de embarazo el crecimiento aún es lento. El esqueleto se está modelando del todo, los dedos comienzan a formarse bien, a separarse unos de otros,… Los movimientos se hacen ya más grandes, aunque seguirás sin notarlos seguramente. Los movimientos del pequeño siguen descoordinados. Sigue habiendo “saltos” y “botes” en la “piscina” en la que el niño se encuentra. La mayoría de los órganos empiezan a funcionar, aunque faltándoles toda la madurez que les da el embarazo. Los riñones funcionan perfectamente y el bebé orina, lo que contribuye mayoritariamente a la composición del líquido amniótico.

Undécima semana

Durante la undécima semana de embarazo la cara del bebé se moldea casi del todo. Los ojos se acercan, las orejas se colocan en su sitio definitivo y todos los elementos de la cara ya están presentes: boca, labios, ojos, nariz, barbilla,… El bebé mide 7,5 cm y pesa ya 17 gramos.

Duodécima semana de embarazo

En esta semana el bebé se transforma oficialmente en un “ser único”: sus huellas digitales aparecen y ya no cambiarán nunca más. Otra cosa que aparece son sus primeros reflejos. Igualmente la maduración del sistema nervioso. El sexo se precisa y se hace a veces reconocible en la ecografía. El bebé ya pesa 28 gramos y mide para 9 centímetros de largo.

Trigésima semana de embarazo

Durante la trigésima semana de embarazo el bebé comienza a interactuar con su medio ambiente: el sentido del tacto aparece y el bebé se hace sensible al tacto. Las caricias de mamá y de papá a través del vientre maternal lo calman. Parece que el gusto también se hace patente, ya que el bebé traga su líquido amniótico y es sensible a su sabor azucarado. También comienza a tener un reflejo de succión, como si intentara mamar. Sus otros reflejos también se precisan. Su tamaño actual es de 11 centímetros y su peso de 50 gramos aproximadamente.

Primera ecografía

La primera ecografía es el primer encuentro con tu bebé. Un momento muy emocionante para los papás. Y es que os lo habéis imaginado muchas veces, habéis pensado a menudo en él,… y ahora podéis verle. Esta primera visión es fuente de alegría y de admiración para los padres, y muy emocionante para el médico que practica el examen. Éste te mostrará la cabeza, el perfil, los miembros, el vientre, los diferentes órganos, particularmente el corazón, que podréis escuchar. El médico calculará su frecuencia cardíaca. No siempre, pero sí hay ciertos afortunados casos en los que es posible ver el sexo del pequeños. Por ello es importante precisar antes del examen si queréis saberlo o no. Sobre todo, veréis al bebé moverse, agitar y alargar sus miembros y dar “botes” en su piscina.

Consejos a tener en cuenta

Al igual que te aconsejábamos en los meses anteriores de embarazo, no debes tomar ningún medicamento sin consentimiento médico. Puede ser muy perjudicial para el pequeño. Puedes comer de todo en cantidades razonables y cuidado con los gatos, carnes mal cocidas y lechugas mal lavadas por la toxoplasmosis. Evita beber bebidas alcohólicas y, si fumas, reduce su consumo al mínimo. Si puedes dejar de fumar, mejor.
Seguimos recomendando practicar deporte suave regularmente, para contribuir a mantenerte en forma y fortalecer tu cuerpo. Evita, eso sí, factores de cansancio excesivo y trayectos largos en coche. Salvo indicación contraria del ginecólogo, podrás continuar llevando la vida sexual a que llevabas antes de estar embarazada.

Segundo mes de embarazo

segundo mes de embarazo

Estás en tu segundo mes de embarazo. Puede que exteriormente no sea visible, pero interiormente tu cuerpo va cambiando progresivamente. En este periodo puede que sufras molestias como vómitos, náuseas, pesadez de piernas,… aunque no es una regla general. Puede que te sientas bien, como si nada estuviera pasando. En este mes el embrión se hará feto y ya tomará forma humana. En estas cuatro semanas, el embrión pasará de 6 mm a más de 3 cm.

EL SEGUNDO MES DE EMBARAZO SEMANA A SEMANA

Quinta semana de embarazo

A las cinco semanas tu bebé es un embrión que mide 6 mm. Su corazón ha comenzado a latir y ya se le puede apreciar mediante una ecografía. ¡Es incluso posible escucharlo! El ritmo de sus latidos es casi dos veces más rápido que el tuyo, con más de 150 latidos por minuto. Sus extremidades comienzan a crecer, al igual que la cabeza, que crece a un ritmo mayor en relación al resto del cuerpo. Se empiezan a formar los ojos y las fosas nasales.

Sexta semana de embarazo

A las 6 semanas de embarazo, el embrión continúa cediendo y crece muy rápidamente. Los miembros crecen y los dedos comienzan a desarrollarse. El bebé ya mide 18 mm. Su actividad cardíaca es ahora distintamente perceptible. La piel que lo recubra es muy fina y transparente. Sus orejas y su paladar se desarrollan y sus dientes se forman. El pequeño comienza a moverse, pero no lo sentirás hasta varias semanas después. Pega como saltos en el líquido amniótico.

Séptima semana de embarazo

A las siete semanas de embarazo, la forma humana del embrión está muy avanzada. El cuello, la cara y los dedos se han modelado. Las orejas se han formado, han aparecido los párpados y la mandíbula inferior se ha hecho visible. Los pezones de los pechos aparecen sobre el tórax. En este momento, el pequeño mide aproximadamente 25 mm.

Octava semana de embarazo

El cerebro se está desarrollando y los órganos sensitivos también (aunque todavía no sean funcionales). Los músculos y los nervios permiten movimientos primitivos. Los huesos se están creando y los miembros creciendo. El sexo se forma. Los párpados ya están totalmente formados, aunque no se abrirán hasta el sexto mes. El sistema circulatorio está constituido y los riñones comienzan a producir orina, que formará una parte importante del líquido amniótico. El embrión alcanza los 30 mm.

Novena semana de embarazo

A las nueve semanas de embarazo, el conjunto de los órganos del bebé está ya presente. Los miembros están constituidos y las uñas han aparecido en los dedos. El bebé se mueve, se revuelve, hace pequeños “saltos”, prueba sus músculos,… pero los movimientos siguen sin ser perceptibles por la madre.

Consejos a tener en cuenta

La primera ecografía te la realizarán entre la semana 11 y la 13 después de tu última regla. Esta primera ecografía la describiremos en el tercer mes de embarazo.
Al igual que te aconsejábamos en el primer mes de embarazo, no debes ingerir ningún medicamento sin consentimiento médico, ya que puede ser muy perjudicial para el embrión. Puedes comer de todo, aunque en cantidades razonables. Cuidado eso sí, con los gatos, la carne mal cocida, la lechuga mal lavada,… posibles trasmisores de la toxoplasmosis. Evita beber bebidas alcohólicas y, si eres fumadora, reduce su consumo al mínimo. Aunque lo recomendable es que dejes de fumar.
Practica regularmente un deporte suave (natación, marcha,…). El deporte contribuirá a mantenerte en forma y a fortalecer tu cuerpo. Evita en lo posible los factores de cansancio excesivo y los trayectos largos en coche. Salvo indicación contrario de tu ginecólogo, puedes continuar llevando una vida sexual idéntica a la que llevabas antes de estar embarazada.
Si experimentas náuseas o vómitos no te preocupes. Puedes comentárselo a tu médico, aunque son síntomas frecuentes de tu estado, debido a la importante y permanente presencia de hormonas. Aunque no existen tratamientos milagrosos, sí hay remedios que pueden disminuir estas “incomodidades”. Por ejemplo, puedes debes eliminar de tu dieta el té, el café, las especias, etc. También ayuda guardar reposo, reducir la cantidad de comida,…

Primer mes de embarazo

primer mes de embarazo

Puede que pienses que en este primer no va a pasar nada o que, por lo menos, no vas a notarlo, pero eso no es del todo cierto. Tu cuerpo va a comenzar a cambiar y pronto notarás síntomas de que algo está cambiando dentro de ti. Los cambios se producen por el aumento de producción hormonal: tus pechos pueden aumentar de tamaño, puedes tener somnolencia, naúseas, sentirte cansada,…
Algunas mujeres pueden tener pequeñas hemorragias en el trascurso de este primer mes, hemorragias diferentes a las pérdidas de las reglas habituales. Estas pérdidas suelen estar causadas por la implantación del óvulo en el útero.

EL PRIMER MES DE EMBARAZO SEMANA A SEMANA

Primera semana de embarazo

El óvulo ha continuado progresando por una de tus trompas y al cabo de 4 ó 5 días llegará a tu útero. El óvulo mide de momento 1 mm. Éste se enganchará a la mucosa uterina y se hundirá progresivamente en ella con el fin de alojarse allí cómodamente. Es la “nidación” y se da a finales de la primera semana de embarazo o lo que es lo mismo, tu tercera semana sin reglas.

Segunda semana de embarazo

Durante la segunda semana de embarazo, el óvulo continúa creciendo y las celdas que lo constituyen han comenzado a organizarse. Las celdas embrionarias se separan en dos lechos diferentes. Es la formación del disco embrionario didérmico. Uno de estos lechos, enganchado a la pared del útero, se convertirá en el bebé. El otro dará origen a la placenta, cuya función será hacer de enlace entre tú y el bebé y proporcionarle a éste los elementos necesarios para crecer. A finales de la segunda semana, el huevo mide 1,5 mm aproximadamente.

Tercera semana de embarazo

Durante la tercera semana de embarazo, las celdas embrionarias continúan su organización y vemos aparecer el tercer lecho de celdas específicas: embrión tridérmico (Tres lechos de celdas).
Es a partir de estos tres lechos de celdas embrionarias que se crearán todos los futuros órganos del bebé. El primero de estos lechos originará la piel, la nariz, los labios, las uñas, los dientes y los cabellos, los pechos y todo el sistema nervioso. El segundo lecho creará, entre otras cosas, los músculos y huesos, el corazón, la sangre y los órganos reproductivos. En el tercer lecho se formarán la lengua, la uretra, la vejiga, los pulmones, el hígado y el sistema digestivo, entre otras cosas

Cuarta semana de embarazo

Durante el trascurso de la cuarta semana de embarazo, la evolución se acelera considerablemente. La mayoría de los órganos se colocan en su sitio y un bosquejo del sistema nervioso aparece. A partir de éste se desarrollarán el cerebro, la médula espinal y los nervios. La nariz comienza a formarse y el corazón a latir. El embrión tiene forma específica, con zonas diferenciadas: un costado derecho, un costado izquierdo, el vientre, la espalda,…
A finales de la cuarta semana, el embrión mide 4 mm y ya es visible en la ecografía.

Consejos a tener en cuenta en el primer mes

Aunque es cierto que con sólo un mes de embarazo tu modo de vida no cambia demasiado, sí debes ser consciente de tu nuevo estado y tratar de evitar determinados comportamientos. Debes evitar obligatoriamente, por ejemplo, cualquier toma de medicamentos sin permiso médico, ya que durante este período el embrión está particularmente receptivo a cualquier sustancia química.
Puedes comer casi de todo, aunque sin hartarte: cantidades razonables. Mucha atención con las ensaladas mal lavadas o las carnes mal cocidas, debido a la toxoplasmosis. Evita beber bebidas alcohólicas y si fumas, reduce su consumo al mínimo. Aunque si fumas, lo más recomendable es que dejes de hacerlo. Conciénciate de ello. Por último, salvo indicación contraria de tu ginecólogo, puedes continuar llevando una vida sexual idéntica a la que llevabas antes de estar embarazada.