Estrías durante el embarazo

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios: se agrandan los pechos y se preparan para dar de lactar al futuro bebe, aunque esto no se da en todos los casos, se aumenta el apetito porque la madre tiene que comer por dos… pero el cambio más importante, y en muchas ocasiones el que más preocupa a las mujeres, es el aumento de la barriga para dar cabida al futuro bebé, lo cual provoca que la piel se estire y con ello aparezcan las estrías.

Las estrías durante el embarazo son muy comunes y corrientes, ya que al estirarse tanto la piel, está se ve forzada y aparecen las tan temidas estrías. Suele ser un auténtico sufrimiento para las mujeres el pensar que una vez den a luz a su hijo las estrías no van a desaparecer de su cuerpo, pero lo cierto es que llevando una alimentación sana durante el embarazo, principalmente en vitamina A, potasio y vitamina C se puede aumentar las posibilidades de que las estrías desaparezcan del cuerpo.

embarazo

También existen un sinfín de remedios naturales para las estrías durante el embarazo, creando diferentes tipos de cremas caseras que tendrá que aplicar sobre las estrías durante lo que le dure el embarazo, lo cual dará a su piel los nutrientes necesarios para ir regenerando la piel poco a poco, hasta que dé a luz a su futuro hijo/a y de este modo se evite tener que pasar por el médico.

Por supuesto acudir a un centro médico siempre es una opción por la que optar, ya que también existen otros tantos tratamientos naturales gracias a la ciencia moderna que ayudan a hacer desaparecer las odiadas estrías con unas simples sesiones, pero suele ser algo que se considera mucho más caro que recurrir a un remedio natural y el efecto acabará siendo el mismo.

Tener estrías durante el embarazo será algo que no podrá evitar, pero sí que puede ayudar a su cuerpo evitar a que se queden una vez haya dado a luz a su bebé cuidándose bien durante los nueve meses que dura la gestación.

¿Que tu bebé viva más?

Con cada nueva generación, la vida del ser humano se vuelve más longeva, pero no es solo cosa de genética, sino porque la evolución en todos los campos: médico, científico, tecnología… ha hecho posible que se pueda alargar la vida de las personas tanto como sea posible. Sin embargo, el campo que más ha evolucionado son los estudios para llevar una vida sana que ha logrado que mucha gente haya acabado viviendo más.

Para poder alargar la vida todo lo posible lo primero es delimitar los vicios tanto como se pueda. No está mal tomarse de vez en cuando una copita, fumar algún cigarrito… y por supuesto ni que decir de evitar las drogas. Antiguamente el beber y el fumar era una simple excusa para decir “ey, mirad lo guay que soy”. Ahora no es más que una excusa para acabar con un coma etílico en el hospital tras hacer un botellón y eso acaba pagando factura al cuerpo.

bebe vive

Deporte, una alimentación sana… son dos cosas que van unidas y que se repiten mucho. Pero no hace falta machacarse como los cachas de los gimnasios hasta tener un cuerpo que parta una piedra si te la tiran, porque eso tampoco acaba siendo sano para le organismo. No, lo que se tiene que hacer es un deporte moderado, como por ejemplo caminar una hora diaria o dos veces al día, hacer trote suave, practicar natación, echar de vez en cuando un partido de fútbol con los amigos… y todo eso acompañado con una dieta sana. Claro que de vez en cuando puedes tomar algo de comida basura o bollería industrial, pero siempre tomando otros alimentos que sean muchos más sanos para tu organismo.

Pero, por supuesto que lo que más ayuda a tener una longeva vida son los hábitos. Si estás trabajando, tu cuerpo va resintiéndose con el paso del tiempo, por ello tienes que ayudarle a cuidarse, trabajando con moderación y teniendo tus oportunos descansos, si vas a cargar peso hacerlo correctamente, no pasarte horas delante de la pantalla del ordenador, llevar ropa y calzado cómodo mientras trabajas… son muchas las cosas que hay que hacer para tener una vida sana y más larga, pero merecerá la pena.