Consejos para evitar las rozaduras de los pañales

Las rozaduras de pañal son muy comunes y es que los pequeños de la casa se llevan todo el día con los pañales puestos cuando aún no saben controlarse y usar el baño, por lo que no es nada extraño que nuestro pequeño tenga alguna rozadura provocada por el pañal.

Hoy vamos a dar unos pequeños consejos para evitar las rozaduras, en la medida de lo posible, que puedan salirle a los niños con pañales.

Mantener la zona seca

Una de las mejores formas de prevenir las irritaciones por rozaduras es mantener la zona del pañal seca, es decir, cambiarlo en cuanto veamos que está mojado.

Limpiar bien la zona

Al igual que mantener la zona seca, también es importante mantener la zona bien limpia y secarla con toallitas especiales para los niños, nunca frotando.

Cremas suaves

Es muy común ponerle a los pequeños una crema o polvos de talco cuando se le cambia el pañal. Si hacéis esto, procurad que sea una crema muy suave, indicada para bebés, y evitad, en la medida de lo posible, los polvos de talco. Tened también cuidado con el jabón para bañarlo que uséis y con el detergente de la ropa.

No aprietes el pañal

Es normal colocar el pañal un poco más fuerte de lo debido ya que no queremos que se le caiga o que se escape la orina por los lados, ¿No es cierto? Pero es importante que no lo ajustéis en exceso ya que esto provoca las temidas rozaduras.

Estos son algunos de los consejos que tenemos para vosotros, ¿Tenéis vosotros alguno más que añadir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *