¿Cómo les enseñamos a los niños a no mentir?

Si un niño os dice alguna mentira es algo muy habitual, pero lo que no es habitual, ni sano, es que esa mentira pasen a ser mentiras y que sea una conducta diaria. Esto no hay que premiarlo, sino todo lo contrario, hay que dejarles claro que las mentiras no son nada buenas.

Ahora bien, ¿Cómo les enseñamos a los niños a no mentir? Gritarles o castigarles no es la solución al problema y es por eso por lo que hoy vamos a daros unos consejos sobre como abordar este tema con ellos.

Se amistoso y busca el origen

Como hemos dicho, no sirve de nada enfadarse y gritar, esto a ellos les hace temer aún más. Debéis tener una actitud tranquila y preguntarle por qué ha mentido, cuál es el motivo. Si os ven tranquilos no tendrán nada que temer y, finalmente os dirán qué es lo que ha pasado.

Mentir es malo

Es importante que le inculquéis que las mentiras no son buenas, sino todo lo contrario, y que pueden ser muy perjudiciales para ellos, que les generará mal estado y que no tendrán la conciencia tranquila.

Por lo demás, es bueno darles libertad para que se expresen y es que de esa forma no tendrán que decir ningún tipo de mentira.