Desarrollo bebe primer mes

bebe primer mes
Una vez superado el parto, el pequeño empieza su primer mes de vida, poco a poco ha ido experimentando grandes cambios. Su sueño, su aseo, su alimentación y su desarrollo afectivo formarán parte en lo sucesivo de las prioridades de su vida. En esta etapa de su vida, diviértete con tu bebé: hazle descubrir sonidos, enseñale a calmarse con palabras dulces y lentas, cántale canciones,…
Con un mes de vida el bebé ve, aunque mal. Percibe cosas, personas en movimiento, fuertes contrastes, luces,… lo que mejor ve es la cara de mamá acurrucado sobre ella durante las tomas. Los oídos del bebé son muy sensibles a los ruidos y éste los escucha muy atentamente. Estudios sobre este tema han demostrado que el bebé reconoce los ruidos que escucho en el vientre de su madre.
Ya habrás notado que desde su nacimiento, el bebé pasa una gran parte del día durmiendo: 20 horas al día por término medio. El pequeño aún es incapaz de diferenciar entre día y noche, y en estas primeras semanas su ritmo de sueño es aleatorio. A partir del mes de vida se ajustará un poco al ciclo de las 24 horas. Aunque duerme mucho, es importante no despertarlo, ya sea para cambiarlo, alimentarlo o para ver si todo va bien. Si sigue durmiendo es que todo va perfectamente.
Lo más difícil en este mes es para los jóvenes padres: identificar los diferentes tipos de llanto del niño. Saben que llora porque necesita algo o porque algo no va bien, pero no sabe qué es exactamente lo que no marcha. Poco a poco, durante este primer mes, los padres aprenderán a traducir el llanto de su bebé: la práctica y la atención os permitirán comprender lo que vuestro bebé está queriendo deciros.

¿Que tu bebé viva más?

Con cada nueva generación, la vida del ser humano se vuelve más longeva, pero no es solo cosa de genética, sino porque la evolución en todos los campos: médico, científico, tecnología… ha hecho posible que se pueda alargar la vida de las personas tanto como sea posible. Sin embargo, el campo que más ha evolucionado son los estudios para llevar una vida sana que ha logrado que mucha gente haya acabado viviendo más.

Para poder alargar la vida todo lo posible lo primero es delimitar los vicios tanto como se pueda. No está mal tomarse de vez en cuando una copita, fumar algún cigarrito… y por supuesto ni que decir de evitar las drogas. Antiguamente el beber y el fumar era una simple excusa para decir “ey, mirad lo guay que soy”. Ahora no es más que una excusa para acabar con un coma etílico en el hospital tras hacer un botellón y eso acaba pagando factura al cuerpo.

bebe vive

Deporte, una alimentación sana… son dos cosas que van unidas y que se repiten mucho. Pero no hace falta machacarse como los cachas de los gimnasios hasta tener un cuerpo que parta una piedra si te la tiran, porque eso tampoco acaba siendo sano para le organismo. No, lo que se tiene que hacer es un deporte moderado, como por ejemplo caminar una hora diaria o dos veces al día, hacer trote suave, practicar natación, echar de vez en cuando un partido de fútbol con los amigos… y todo eso acompañado con una dieta sana. Claro que de vez en cuando puedes tomar algo de comida basura o bollería industrial, pero siempre tomando otros alimentos que sean muchos más sanos para tu organismo.

Pero, por supuesto que lo que más ayuda a tener una longeva vida son los hábitos. Si estás trabajando, tu cuerpo va resintiéndose con el paso del tiempo, por ello tienes que ayudarle a cuidarse, trabajando con moderación y teniendo tus oportunos descansos, si vas a cargar peso hacerlo correctamente, no pasarte horas delante de la pantalla del ordenador, llevar ropa y calzado cómodo mientras trabajas… son muchas las cosas que hay que hacer para tener una vida sana y más larga, pero merecerá la pena.