Desarrollo bebe noveno mes

Desarrollo bebe noveno mesEl pequeño está muy atento a todos los sonidos de su alrededor: el teléfono, del timbre, la cocina,… ¡¡ningún ruido se le escapa al pequeño!! Sus oídos están sensibles y detectan todos los ruidos de la casa. No te asustes si ves reaccionar con sonidos permanentemente. Y hablando de sonidos, hablemos de sus sonidos: ya van sonando a pequeñas palabras. Algunos padres tendrán la suerte de oír “papá” incluso. Aunque, desgraciadamente, el niño sigue sin comprender el significado de las palabras que pronuncia. Son sólo un sonido más.
El noveno mes de vida es una época de placer pleno para él y para vosotros. Los dientes siguen apareciendo y doliendo, pero mamá y papá ya han aprendido a anticiparse y calmarse, con lo que todo irá mejor. Sigue muy juguetón: adora jugar al escondite y le encanta esconderse detrás de cualquier cosa.
De salud decir que esta edad ya han terminado las revisiones mensuales y sólo tendremos que acudir al pediatra en caso de urgencia o en el momento de las futuras revisiones. Por supuesto, si te surge alguna duda sobre la salud del bebé no dudes en consultarla con él. A esta edad el pequeño ya dormirá muy bien, porque cada vez su día a día es más ajetreado. Puede que haya días que duerma más de lo normal: no te preocupes, estará más cansado de lo habitual. Esos días obsérvale al despertar. Si todo en él está normal, perfecto.
Hemos dicho que al peque le gusta mucho jugar. En esta época de su vida suele pasar que el pequeño encuentra gracioso “enfadar” a mamá y a papá: deja caer los juguetes conscientemente, etc. No te preocupes y ten paciencia. Esta costumbre pasará pronto.
El bebé logra moverse un poco utilizando sus antebrazos, en posición acostado hacia abajo. No se mueve demasiado, ya que no empuja con sus piernas, pero algo es algo. Sentado ya es capaz de mantenerse por sí sólo, aunque con dificultad. Aún no tiene total confianza en él y se mantiene sentado, sí, pero inclinado hacia adelante.

Desarrollo bebe octavo mes

Desarrollo bebe octavo mesEl bebé se siente cada vez más seguro de sus manos y poco a poco empieza a descubrir su cuerpo. En este mes es cuando empieza a cogerse los pies y llevárselos a la boca, se toca las orejas, la nariz,… empieza a descubrir su cuerpo. Una de las cosas que más le gustará de sus días es el baño: jugar en él, chapoteando, le sigue fascinando. Y al salpicar a alguien soltará una carcajada de felicidad.
En su desarrollo psicológico, Este mes el pequeño dará un paso muy importante: se dará cuenta de su propia existencia. Aunque esto al principio le hará darse cuenta de cosas y dudará sobre su vida sin ti. Y por ello comenzamos un período, más o menos largo, en el que el pequeño no llevará muy bien tu ausencia. No te molestes con él si le entra una llorera porque te alejas: tiene miedo es de perderte. Aparte de este período un poco “difícil”, es una buena época para jugar con él y disfrutar de sus carcajadas.
Como ya dijimos antes, con ocho meses el bebé ha descubierto “la angustia”, por lo que es posible que ciertas noches se despierte nervioso, llorando. No es nada grave: cálmalo con tu presencia y en ocasiones tómalo en brazos. Tan pronto se haya dado cuenta de tu tranquilizadora presencia, se volverá a dormir. Puedes calmarle con palabras suaves, pronunciadas de forma suave y lenta.
Debido a esta “angustia”, ahora no le gustan nada las situaciones poco frecuentes. Incluso caras desconocidas pueden provocarle miedo y hacer que rompa a llorar espontáneamente. Así, ahora mismo el bebé estando en casa con mamá, papá y sus hermanos. Allí se sentirá el centro de todo el mundo, rodeado de su gente: esto le hace feliz. Apreciará cada pequeño momento con mamá o papá que le hablan o hacen cosas a su lado.
El bebé ya patalea mucho y pasa de su espalda al vientre (y viceversa) con mucha facilidad. ¡Extrema las precauciones!

Desarrollo bebe septimo mes

Desarrollo bebe septimo mesCon siete meses, el bebé ya comienza seriamente a “dar patadas”. Así que a partir de ahora vamos a tener que redoblar la vigilancia para no tener que lamentar desgracias. Seguro que has oído hablar a otras mamás de pequeños que se han caído del cambiador o de la cama: es, probablemente, debido a esto. Y es que aún estando muy atentos, puede pasar. Así que no sólo estés vigilante, también sé precavido. Intenta evitar situaciones “peligrosas”, coloca el cambiador en un lugar más “seguro”, etc. Cualquier precaución es poca.
Su ritmo de sueño ya es prácticamente de adulto. Puede despertarse alguna noche, pero será debido a “pesadillas” puntuales o porque el pañal, mojado, le molesta. Pero mucho cuidado con que el bebé no coja caprichos nocturnos: aprende a distinguir sus llantos de ayuda, para que aprecie que sólo acudes cuando es realmente necesario. Además, muchas veces lloran sin llegar a despertarse del todo y, al acudir, no le dejamos que se vuelva a dormir sólo.
Da patadas y se mueve mucho. Ya es difícil dejar al niño de espaldas. Éste ya controla el pasar de boca arriba a boca abajo. ¡¡Y le gusta más estar boca abajo!! Así que cuidado con él. Ya consigue permanecer un poco sentado, aunque todavía es algo torpe y necesitará de tu ayuda para evitar caerse hacia delante o hacia atrás: aún requiere de mayor tono muscular para mantenerse. También le encanta estar de pie. Para él es un crecimiento y está contento cuando está de pie. Intenta incluso saltar. Juega con él a menudo a mantenerlo de pie y levántalo un poquito sobre el suelo para desplazarlo. Le gustará que lo hagas.
Los dientes seguirán creciéndole. Le verás morder cosas y quejarse de ellos. En cuanto a la gente, si el mes pasado era el mes de las angustias, este ya distingue bien a quien conoce y a quien no, y hace una estricta selección. Algunos deberán hacer verdaderos esfuerzos para arrancarle una sonrisa.
Su desarrollo óculo-manual ya está muy avanzado: ya es capaz de coger dos objetos de forma espontánea. Continúa encantándole jugar al escondite, aunque ya empieza a ser consciente que los objetos no desaparecen cuando se van de su campo de visión. Los sonidos que emite con siete meses se parecen más a lo que nosotros conocemos. Así que no es imposible que oigamos cosas parecidas a “mamá”, “papá” o “tete”, aunque las dirá sin saber realmente lo que son. Ahora el pequeño ya es capaz de imitar muchos de los sonidos que le hagas. Y le encantará repetirlos.

Desarrollo bebe sexto mes

Desarrollo bebe sexto mesCon seis meses el bebé parece que empieza a contarse historias y ya juega algo más de tiempo él sólo. Es en esta edad cuando aparece en los pequeños lo que los especialistas conocen como ” angustia del nuevo”: el bebé distingue ya bien a las personas que tiene cerca, su entorno más familiar, y las caras nuevas, las situaciones nuevas o los ruidos desconocidos, pueden provocarle miedo e inseguridad.
El pequeño ya está descubriendo el placer real de jugar, así que lo hará constantemente. Juega mientras come, mientras intenta dormirse, mientras descansas,… Los juguetes y sus juegos le hacen descubrir el mundo alrededor de él y con ellos aprende un montón de cosas. Éstos le permiten desarrollar su inteligencia por la percepción de los colores, sonidos y formas. Mediante los juegos también está, involuntariamente, comenzando a perfeccionar su coordinación de movimientos. De hecho, su coordinación “mano-ojo” funciona ya muy bien. Aunque hemos dicho que empieza a jugar algo más de tiempo sólo, preferirá mucho más jugar contigo.
Ya hemos dicho que con seis meses empieza a jugar de verdad, pero ¿qué juguetes prefiere? ¡Pues los más ruidosos y con colores más vivos posibles! Aquellos que se puede llevar a la boca también lo serán. Lo va a morder todo con sus dientes nuevos. Aunque, sobre todo, con sus encías, que le dolerán y se intentará aliviar. Atención pues con los juguetes: cuidado que no se los trague y que no sean peligrosos para sus encías. Los pequeños juguetes de algodón también son muy apreciados por los pequeños, sobre todo por poder chupar las patas o las orejas.
El momento del baño cada vez le gustará más. Poco a poco va a descubrir lo divertido que le resulta chapotear en el agua y que salpique a todos lados. Su cara de felicidad al hacerlo, viendo que papá y mamá no pueden decir nada, te llenará de alegría. En cuanto al sueño, ya está cerca de nuestro ritmo de adulto. La noche se hace más larga y las siestas más cortas (una pequeña por la mañana y otra pequeña por la tarde)

Desarrollo bebe quinto mes

Desarrollo bebe quinto mesEl pequeño está en una fase en la que todo le interesa, le intriga y le parece divertirlo. Su coordinación óculo-manual está comenzando a desarrollarse a fondo, y ya es capaz de coger todo lo que está a su alcance. Aunque aún no es capaz de mantener dos objetos: si se le acerca un segundo objeto mientras ya tiene uno, dejará el primero antes de coger el segundo. También comienza a rodar de la posición boca abajo a boca arriba. Al principio el movimiento será involuntario, pero pronto comprenderá que puede hacerlo voluntariamente. ¡Y lo hará! Así que cuidado con él.
Su quinto mes es el mes del “buen humor”. Ya hemos dicho que todo le parece divertido. Si llora, será porque quiere llamar la atención y que se ocupen de él. Ya habla sólo, hace ruiditos, grita de alegría,… También comienza a pronunciar sílabas. Juega con él haciendo sonidos simples y viendo como intenta imitarlos. ¡Os lo pasaréis muy bien!
A esta edad ya podrás descansar un poco más por las noches. Generalmente, empieza a hacer noches completas. No todas, pero poco a poco serán más. Si el bebé no consiguiera dormir la noche entera, si lo notas ansioso o angustiado, acude al pediatra: estos “trastornos” son, la mayoría de veces, psicológicas. Durante el día puede permanecer despierto durante dos horas consecutivas durante el día.
Al peque ya le gusta arrastrarse y moverse un poco por el suelo. Además, coge los objetos y los mueve en todos los sentidos. Así aprende que un objeto sigue igual, aunque lo mueva y lo agite. Para diversificar las sensaciones que siente, puedes jugar con él a tocar objetos que proporcionan sensaciones variadas. Por ejemplo, ponerle la mano sobre un cristal diciendo “frío” o sobre algo calentito, para que note el contraste. Existen libros que muestran estas sensaciones. Con sonidos suaves puedes hacer lo mismo: las llaves de casa, por ejemplo.

Desarrollo bebe cuarto mes

Desarrollo bebe cuarto mesCon cuatro meses, el pequeño quiere participar en todo. Se acabó eso de estar al margen. Lo que quiere es integrarse plenamente con los suyos, sentirse importante, valorado,… Y para lograrlo, atraerá la atención de su entorno con sus armas: gritos, sonidos,… su lenguaje, en definitiva. Poco a poco comenzará a observar qué ruidos consiguen o no captar la atención. Su gran juego de esta etapa son las vocalizaciones: se entrenará con toda clase de ruidos, sonidos y técnicas. Diviértete con él haciéndole descubrir nuevos sonidos producidos por la boca. No esperes que reproduzca tu sonido, aunque sí lo intentará. Está en una época muy sociable, donde no le gusta estar sólo mucho tiempo.
Ésta en una edad en la que le encanta llevárselo todo a la boca. Antes hablábamos de su “lenguaje”, pues ésta es su forma de explorar el mundo. Casi todo va a la boca. Parece que todo lo nuevo debe pasar por su boca. Así que estemos muy vigilantes y debemos retirar todo lo que podría tragarse el bebé o podría herirle. Así, mejor sólo ofrecerle objetos robustos con los que el niño puede actuar, pero no tragarse.
Si lo ponemos sentado, éste ya consigue mantenerse, aunque sosteniéndose ligeramente con algo. Y también puede levantar su cabeza y sus piernas estando acostado sobre la espalda. Y como le gustan mucho los ruidos, se divertirá mucho con su sonajero. Comienza a reconocer su nombre: si le llamas, girará la cabeza. Su visión de los colores es ahora casi tan nítida como la de un adulto.
El pequeño ya coge con facilidad todos los objetos que tiene a su alcance o los que le ofrezcamos y juega con ellos agitándolos, girándolos y llevándolos a su boca, claro. Pero aún no es completamente consciente de la permanencia de los objetos cuando éstos están fuera de su campo de visión. Para ayudarle a progresar, puedes hacer con él pequeños juegos: jugar al escondite con tu cara u objetos. Este juego es buenísimo para los bebés.

Desarrollo bebe tercer mes

Desarrollo bebe tercer mesTu bebé tiene tres meses y está cada vez más despierto. Ya es realmente consciente de todo lo que pasa a su alrededor y le gustará escuchar y observar. Sus fases de sueño y comida empiezan a estar más claras. Ya no duerme constantemente y está más alerta. Empieza a tener períodos de sueño profundo, con otros de estar bien despierto, sobre todo al final del día. Ya intenta alcanzar objetos con las manos y comienza a dar patadas, en particular cuando te ve y se alegra. Poco a poco va imitando lo que ve. Además, es la época de las primeras carcajadas.
Como vemos, los tres meses marcan un antes y un después en el bebé: se ha vuelto más activo y comienza a explorar el mundo que le rodea. Descubre el mundo con sus ojos, sus orejas, su boca y sus manos, aunque aún torpemente. A los tres meses, al bebé le interesa todo, lo observa todo y no se pierde nada de lo que pasa en su entorno. Una de las cosas que más le fascinan de su entorno son los ruidos. Tan pronto como oye un ruido, se concentra en él. También es el principio de las vocalizaciones. Poco a poco irá encadenando vocales.
Físicamente veremos como el pequeño, acostado sobre el vientre, ya se apoya sobre sus antebrazos y mantiene la cabeza arriba más tiempo. Además, comienza a moverse en todos los sentidos. De hecho, no será raro encontrarle cruzado en su cuna. Al moverse más hay que tener más cuidado al cambiarle, quizá un cambiador te interese. En esta época debemos empezar a poner al bebé sobre la espalda, con la cabeza sostenida por una almohada. Los cambios de posición son importantes a esta edad.
El bebé comienza a reconocer su espacio visual en tres dimensiones e pronto intentará coger los objetos siendo consciente de su tamaño real y la distancia a la que se encuentra, cosa que antes no hacía. Ahora ya distingue con nitidez todas las partes de un objeto, incluso las asperezas de las superficies.

Desarrollo bebe segundo mes

Desarrollo bebe segundo mesEste segundo mes de vida está marcado por la aparición del tono muscular. El bebé comienza a ser capaz de mantener su cabeza. Podemos ayudar al bebé a desarrollar el tono muscular, mediante ejercicios y pequeños juegos. Por ejemplo, puedes acostar al niño y apartarle despacio sus brazos (ambos a la vez o uno tras otro), coger sus piernas y hacerlas pedalear despacio o puedes levantarle los brazos uno tras otro,… Rápidamente el niño responderá gustoso a tus juegos.
El pequeño bebé también ha desarrollado relaciones interactivas con sus padres y hermanos. Ya reconoce las caras de su entorno más cercano y reacciona ante ellas con sonidos y sonrisas. Comienza también a jugar con ellas y a reaccionar con sus voces (que le gusta escuchar). Los llantos del bebé ya no son tan irreconocibles para los padres, que ya van conociéndolo: han aprendido a comprender sus necesidades. Los llantos que más aprenderán a diferenciar serán los de sueño, hambre, dolor, aburrimiento y “pañal” (que, por otra parte, son sus principalmente necesidades en esa época)
Hacia la sexta semana de vida el niño empieza a observarlo todo y podemos alegrarle haciendo más atractivo su universo: cuelga móviles encima de su cuna o hamaca. Podrá seguirlos con los ojos. Y dentro de lo posible, intenta variar los móviles, que no sean siempre los mismos. No lo dejes siempre en su habitación: sácalo, hazle descubrir otros lugares diferentes, olores, ruidos, colores,…
Poco a poco el cuerpo del bebé se ha ido relajando desde su nacimiento: está mucho más a gusto, más suelto, menos acurrucado,… Tu bebé realizará grandes progresos en lo concerniente al desarrollo cognoscitivo y a su raciocinio. Cosas que pudieran parecen anodinas (como los gritos en el momento de la comida), no lo serán para él. Poco a poco dormirá menos y sus períodos despierto, serán cada vez más largos.