Sobrepeso en el embarazo

sobrepeso en el embarazoDurante los nueve meses de embarazo la alimentación de la mujer embarazada asegura el crecimiento y el correcto desarrollo del bebé. Pero esta alimentación no debe ser “por dos”, sino ser “dos veces correcta”. El embarazo es la ocasión perfecta para comenzar con unas buenas costumbres alimenticias.

El peso de la mamá embarazada debe aumentar progresivamente y de una forma controlada. Éste debe ser moderado durante el primer trimestre (ya que el bebé crece muy poco durante este período), comenzar a notarse a partir del cuarto mes, aumentando en el segundo trimestre entre cuatro y cinco kilos de peso (a razón de un kilo y medio al mes, aprox.), y crecer más rápidamente en el último trimestre. En este último periodo el bebé crece más que en los trimestres anteriores. El aumento de peso en el momento del parto está entre los 10 y los 12 kilos de peso.

El total del aumento de peso durante el embarazo hemos comentado anteriormente que están entre 10 y 12 kilos. No es, por supuesto, una regla exacta, aunque sí bastante aproximada. Habrá mujeres que cojan menos peso, otras más,… Pero el problema llega cuando el aumento de peso es excesivo. Y es que muchas mamás se dejan ir completamente, bajo el pretexto que “comen por dos”. Y ya hemos dicho antes que eso no debe ser así. ¡Y cuidado con hacerlo! Un aumento de peso excesivo puede acarrear hipertensión arterial, diabetes gestacional, aumentar el riesgo de cesárea, flebitis y problemas futuros en el bebé.

Si el peso aumenta demasiado, es imprescindiblemente necesario consultar la opinión del médico sobre nuestro embarazo. Atención a lo siguiente: una mujer embarazada nunca puede decidir sola empezar un régimen. De hecho, cualquier régimen está contraindicado en el transcurso del embarazo, a no ser que sea prescrito por el médico.

Hemos hablado del aumento excesivo del peso. Pero que ocurre al revés, si éste no aumenta lo que debe. Las mamás también deben consultar rápidamente al médico si durante el embarazo no aumentan de peso o si incluso lo pierden. El control del peso debe hacerse regularmente. Es recomendable hacerlo dos veces al mes, siempre por la mañana nada más levantarse y en la misma báscula.

11 Recomendaciones para controlar el aumento de peso en el embarazo

Para nadie es un secreto el aumento de peso que tenemos durante el embarazo y el gran esfuerzo que tenemos que hacer luego para deshacernos de esos kilos de más. La tendencia hoy en día es a cuidar y vigilar mucho más ese incremento de peso para que se mantenga dentro de lo que es saludable y que no pase a ser un descuido con la excusa de la gestación, por lo tanto te damos algunas sugerencias para que tengas presente y no sea tanto el peso que tengas que perder.

1 Toma mucha agua, esto los mantendrá hidratados a ti ya tu bebe al mismo tiempo que te produce cierta sensación de saciedad durante el día y esto te ayuda a no estar comiendo cosas indebidas y a deshoras.

2 Hazte aliada de las frutas, son naturales, existe una gran variedad, están llenas de nutrientes y te ayudarán mucho para la digestión además de ser una gran opción para esos días en que no toleras mucho los alimentos.

3 Mantén un alto consumo de proteínas, si son buenas normalmente imagínate lo importantes que son durante el embarazo al brindarte grandes nutrientes que tanto tú como tu bebe necesitan para mantenerse saludables.

4 Lleva al máximo tu consumo de ensaladas, prepáralas de maneras variadas para que no te canses de comer siempre lo mismo, busca recetas y ponle algo diferente cada vez, las ensaladas están llenas de vitaminas, pero, ten muy en cuenta lo delicado de su preparación si vas a usar algún ingrediente crudo.

5 Al igual que comer frutas es una excelente opción, de la misma manera tener los jugos naturales como tu primera opción es algo que te ayudará a no ganar peso de más, recuerda que las bebidas procesadas en su mayoría tienen un alto contenido de azúcares lo cual no es bueno para ti y mucho menos para tu bebe, evita en la medida de lo posible consumir bebidas gaseosas y azucaradas y agrégale a tus jugos naturales la menos cantidad de azúcar posible, si lo toleras consume tus jugos sin agregarles nada más.

6 Mantente en movimiento. Si te ejercitas normalmente no dejes de hacerlo, sólo debes consultar con un especialista que variaciones debes hacerle a tu rutina de ejercicios y si no eres gran amante de los ejercicio, tu embarazo y tu bebe pueden ser una gran motivación para al menos empezar a caminar, recuerda que puedes comenzar con caminatas de 30 minutos 3 veces por semana para que vayas poco a poco agarrándole gusto al ejercicio y te sientas mucho mejor (A no ser que tu médico indique lo contrario).

7 En la medida de lo posible debes reducir tu consumo de carbohidrato, esto te ayudará a no ganar peso innecesario, pero si se te dificulta demasiado al menos puedes consumirlos en pequeñas cantidades en desayuno y almuerzo y evitarlos después de las 3 de la tarde ya que nuestro organismo no tendrá tiempo suficiente para  consumirlos antes de irnos a dormir.

8 Ordena tu vida y tu tiempo, aunque no lo creas sentir que tienes el control de tu vida y de tu tiempo te dará una gran confianza y por lo tanto tendrás una placentera sensación de tranquilidad, lo cual se enlaza directamente con una menor ansiedad y de esta manera tendrás menos antojos y podrás enfocarte en alimentarte de una manera racional y más saludable, aunque de igual forma tengas antojos estos serán menos frecuentes y más controlables.

9 El antojo cómetelo muy temprano. Si tienes un antojo de algo con azúcar o con mucha harina, la invitación es a que te lo comas muy temprano, tal vez después del desayuno. Después de comer tu desayuno tendrás menos ansiedad y las porciones de tus antojos pueden ser más pequeñas y por el horario le darás tiempo a tu organismo de consumirlo a lo largo del día, de igual manera estos pequeños cambios se verán reflejados en un menor aumento de peso. Trata de que esos antojos no se conviertan en algo cotidiano.

10 Compra inteligentemente. Cuando vayas a hacer mercado ve después de haber comido, de esta manera no compraras cosas sólo por la ansiedad del momento y de la misma manera tómate  tu tiempo para leer bien lo que compras y llévate a casa sólo lo necesario, si no está en tu cocina no tendrás la tentación latente de comerlo,  y dentro de esos productos para snacks busca las opciones que menos calorías tengan y tal vez un chocolate sin azúcar sea la mejor alternativa para esos ataques de ansiedad.

11 para concluir, luego del parto tu mejor aliado para bajar de peso será mantenerte en movimiento cuidando a tu bebe, mantener bajo control tu alimentación y AMAMANTAR es mágico para bajar de peso, crea lazos con tu hijo y le brinda todo lo que el necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *