Preparación al parto especifica

preparacion al parto especifico

El porcentaje de mujeres que deciden no sólo seguir el curso de preparación al parto clásico, sino también alguno específico es elevadísimo. Y es que además de la preparación clásica, existen otros tipos de preparaciones, que aunque no reemplazan a la clásica, sí que son modos complementarios. Estas preparaciones complementarias suelen estar totalmente orientadas hacia la apertura, el descanso, y el bienestar… Intentan que la madre se ocupe un poco más de sí misma.

Yoga

La técnica del Yoga permite trabajar la concentración en el soplo y te ayuda a alcanzar una relajación profunda. La finalidad de esta preparación es alcanzar la unión entre el cuerpo y el espíritu, integrando progresivamente los cambios corporales debidos al embarazo. Además, el Yoga es particularmente útil para tonificar la musculatura dorsal y pelviana durante el embarazo. También permite sentir mejor la unión entre respiración, contracciones y dolor.

El canto prenatal

Este método ayuda a tejer lazos profundos con el bebé a través del canto. Tu bebé sentirá la intensidad de las vibraciones y el sonido de tu voz. Además, en esta preparación hay un profundo trabajo de respiración para el día del parto, además de un control de la posición del cuerpo y de la movilización muscular.

Sofrología

¡Sé consciente de una serena armonía! Una respiración profunda y tranquila te permite relajarte. Cada músculo se relaja y sientes cada parte de tu cuerpo y, sobre todo, de tu bebé. Esta técnica permite adquirir un mejor conocimiento de sí mismo y ayuda a interiorizar el cambio progresivo de tu esquema corporal. Además, mediante este método puedes controlar el estrés, mediante concentración y visualización de imágenes positivas.

Haptonomía

La haptonomía permite de una forma rápida establecer contacto con el bebé mediante el tacto, que toma un sentido profundamente afectivo y emocional. La comunicación con su bebé se hace a través de caricias que se le da al pequeño y que él siente. Este contacto lo aprecian especialmente los papás. Aunque para los bebés, esta comunicación corporal es magnífica. Los lazos que estás tejiendo con él en este momento, son profundos y muy intensos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *