Octavo mes de embarazo

Entramos en una fase en la que el bebé cogerá mucho peso. Éste mes se seguirá moviendo mucho ya que comienza a ponerse en la posición adecuada para el parto (cabeza abajo). A nivel externo, es el momento de los preparativos para la llegada de bebé: la habitación, el material, el neceser de aseo,… Se acabaron los viajes en coche, sobre todo a distancias medias o largas. Evita también a partir de ahora alejarte demasiado del lugar dónde darás a luz.
Tu estado es avanzadísimo, por lo que necesitas grandes periodos de descanso. Puede ocurrir que te lleguen contracciones no dolorosas. Aunque no le ocurre a todas las embarazadas, es un fenómeno normal, no te preocupes. La pelvis te dolerá en ocasiones ya que las hormonas actúan sobre los ligamentos, suavizándolos. Los huesos se hacen más móviles y tu pelvis se abre para dejar paso al bebé.

OCTAVO MES DE EMBARAZO

El bebé traga mucho líquido amniótico lo que contribuye a la maduración de su sistema digestivo. También orina frecuentemente, por lo que el líquido amniótico se renueva muchas veces al día. Sus pulmones continúan con su maduración y se están preparan ya para la vida extrauterina. Ésta no terminará hasta principios del noveno mes. La placenta crece con el bebé, con la finalidad de ocuparse de sus grandes necesidades energéticas. A finales de este octavo mes el pequeño pesa alrededor de 2.5 kg y mide cerca de los 47 cm.
El crecimiento del bebé se acelera, viendo ya el final del proceso. Una capa de grasa se forma bajo su piel y ésta comienza a tomar el aspecto rollizo de los recién nacidos. Esta grasa es importante, ya que después del nacimiento le permitirá mantener una temperatura normal en un medio ambiente menos blando que el útero materno. Sus miembros se alargan. Los huesos continúan calcificándose, pero dejando unos espacios vacíos al nivel de su cráneo: esto es lo que permitirá al cerebro continuar creciendo, incluso después del parto. El bebé se mueve, preparando la vía de salida: la cabeza abajo y las nalgas arriba. Aunque se prepara, no toma esta posición definitivamente: puede cambiar hasta principios del noveno mes.

octavo mes de embarazo

Revisión del noveno mes

Aunque estás en la penúltima cita con el ginecólogo antes del embarazo, la revisión será prácticamente la misma. La ecografía del tercer trimestre también permitirá verificar el crecimiento y la morfología del niño. Acelerar en lo sucesivo tu preparación para el parto y evita alejarte demasiado de la maternidad.
En la revisión el médico examinará la pelvis maternal, verificando su normalidad, o lo que es lo mismo: asegurándose que la cabeza del bebé podrá pasar bien a través de este canal estrecho formado por los huesos de la pelvis. La altura uterina se hace importante, debe medir aproximadamente 30 cm. La salud del bebé también se controlará: sus movimientos, su actividad y ritmo cardiaco, la cantidad de líquido amniótico, su posición en el vientre de mamá,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *