Fibromialgia y embarazo

embarazo y fibromialgiaMuchas mujeres disfrutan de un embarazo sano y pleno, claro, siempre acompañado con algunas de las clásicas molestias como nauseas, dificultades para dormir bien, cansancio, etc.

Pero cuando el embarazo coincide con alguna enfermedad grave, como es el caso de la fibromialgia, las cosas se pueden complicar… aunque veremos que no en todos los casos.

No es algo predecible el camino que la fibromialgia puede tomar en el curso del embarazo. La verdad es que por el contrario lo que existen son algunos estudios y casos que se contradicen con respecto a este tema.

Lo que si está claro, y muchas personas y asociaciones de fibromialgia así lo han expresado, es que se necesitan realizar más estudios para tener una guía clara sobre como la fibromialgia repercute en el embarazo y sobre como el embarazo afecta a una mujer con fibromialgia.

Uno de los pocos estudios serios realizados sobre fibromialgia y embarazo, se llevo a cabo en Noruega en 1997. Alguna mujeres embarazadas se prestaron para este estudio, de las cuales algunas sufrían fibromialgia y otras no.

La investigación reveló que la mayoría de mujeres embarazadas con fibromialgia sufrían más dolor y síntomas más severos sobre todo en el tercer trimestre de embarazo.

También cabe destacar sobre este estudio el hecho de que los bebés nacidos de mujeres con fibromialgia eran sanos, tenían un peso adecuado y nacieron en la fecha prevista. En cuanto a las madres, la mayoría no vieron reducida la intensidad de los síntomas hasta pasados los tres meses después del parto.

Pero este estudio tiene a muchos especialista en contra, ya que son muchos los que a raíz de sus experiencia siguiendo el embarazo de mujeres con fibromialgia han podido constatar que debido a el aumento de ciertas hormonas y otros activos que se desarrollan durante el embarazo, se alivias mucho el dolor y demás síntomas de la fibro.

Incluso han habido casos de mujeres que dejaron de tener síntomas durante el embarazo, sorprendentemente se sentían mucho mejor que antes del embarazo.

Como hemos dicho, la teoría que manejan muchos especialistas es que los efectos de la hormona llamada “relaxina”, que aumenta durante el embarazo, ayuda a aliviar el dolor y demás síntomas de la fibromialgia.

A raíz de esta teoría médica, muchos especialistas recomiendan tomas suplementos de relaxina para tratar la fibromialgia.

Si padeces esta enfermedad y piensas tener un hijo o bien ya estás embarazada, te recomendamos que consultes con tu especialista médico y además leas información y te dediques a aprender sobre la fibromialgia y sus tratamientos médicos, terapéuticos y naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *