El parto atendido en casa

Lo mejor para la embarazada es que se atienda su parto en el hospital, pero si esto no es posible, acuda con una partera capacitada por el ministerio de salud.

Y si el parto es atendido en casa, debe de tener los siguientes cuidados:

Cuidar de la higiene personal, de la partera o médico y la higiene del ambiente donde se desarrollará el parto.

  • La ropa del bebé debe de estar completamente limpia.
  • La parturienta o sea la madre debe de tomar mucho líquido y hacer ejercicios de respiración.
  • Para cortar el ombligo del recién nacido es importante usar una cuchilla limpia y desinfectada (en el caso de que el parto sea atendido en casa por una partera).
  • En el momento del parto y después de el, se sucede una serie de cambios y ajustes en el organismo de la mujer recién parida.
  • El útero y la forma del cuerpo de la mujer comienzan a reducir su tamaño hasta llegar a su estado original, es decir el que la mujer tenía antes de salir embarazada.

Así como las glándulas mamarias inician y mantienen la producción de leche.

Estos cambios necesitan ser controlados por los médicos en la consulta post-natal, para garantizar el seguimiento de la madre y la prevención de ciertas enfermedades, como el cáncer cervix de cuello uterino, trastornos en las mamas, etc.