El destete del Bebé

el destete del bebePor las consultas que hemos recibido sobre “como destetar a mi bebé” es que consideramos necesario brindar algunos consejos sobre el destete.

Entendemos por destete la adaptación del bebé en lo nutricional pero también en lo emocional y social. Entonces ligeramente podríamos decir que es la sustitución gradual y progresiva de la leche materna por otros alimentos y todo lo que ello conlleva.

Es importante que se haga en un tiempo adecuado ya que es tan perjudicial hacerlo precozmente como cuando los niños son grandes. Pero atención aquí no daremos una fecha porque esta dependerá de cada caso en particular y por supuesto esto será planteado por el correspondiente facultativo.

Querer cambiar la alimentación cuando es muy pequeño significa apurarle el organismo que no se encuentra preparado para nuevos alimentos y de seguro tendrá problemas por su incapacidad para asimilarlos.

Demorar en el destete hace muy dependiente al niño con respecto a la madre y ya no cumple este alimento con las necesidades de la criatura. Es común que las madres que amamantan hasta grande al niño sean aquellas que promueven una vida naturista, suelen ser ellas quienes no pueden independizarse del vínculo con los niños.

En este primer acercamiento al destete debemos resumir diciendo que debe ser gradual y progresivo para que sea bien asimilado por el niño y en muchos casos por la madre también.

Consejos para dejar de amamantar a tu bebé

Continuando con la temática que en este post nos ocupa dijimos que cerca de los seis meses en un buen tiempo para comenzar lentamente el destete y que, sobretodo, debe ser gradual.

Bien, un buen síntoma para comenzar es el hambre del bebé junto con la aparición de los dientes. Es decir si su niño llora porque quiere más comida debemos comenzar a pensar en otros alimentos además de la leche materna.

Recuerden que sin una alimentación complementaria que sea correcta se está induciendo a una insuficiencia nutricional que retrasa el desarrollo físico del bebé.

Entonces para no tener estos inconvenientes se aconseja complementar la lactancia con otros alimentos a partir de los seis meses del bebé.

Sin establecer reglas fijas se puede plantear como un tiempo prudente para dejar de amamantar los dos años. Es claro que a medida que se van agregando nuevos alimentos, estos van ganando terreno por sobre la leche materna.

El paulatino destete, como dijimos, va dando independencia al niño que va acompañada con nuevas relaciones. Una manifestación clara de desinterés por tomar el pecho se da con el hecho de tomar una vez por día, luego cada varios días para luego ya no darle más el pecho.

Así como se lo debe preparar al bebé es importante que la madre tome conciencia de esta apertura al mundo por parte de su hijo.

Esto es algo que toda madre sabe, que si desea destetar a su bebé, si lo desea hacer debe hacerlo poco a poco, después de que ya haya cumplido los dos años de nacido.

Para esto es recomendable que siga cada uno de los siguientes consejos:

La madre no debe ofrecerle el pecho al niño o noña si él no se lo pide.

La madre debe de quitarle una mamada por semana a su bebé hasta completar el destete.

También, la madre debe de quitarle la mamada nocturna ( antes de dormir ).
Cuando la madre quita elpecho d golpe, o de una sola vez , su bebé puede sufrir mucho y llegar a enfermarse.

Algunos bebés se desnutren, ya que no quieren recibir ningún otro alimento y como resultado de parte de la madre es que ella también, puede padecer de mastitis.

Además el padre juega un papel muy importante en este proceso de destete, ya que debe de dedicar más tiempo al niño o niña ya sea jugando con él o ella, bañándolo, alimentándolo, durmiénndolo, etc.

Tiempos de destete

Por fortuna podemos afirmar que a medida que pasan los años, cada vez hay más mamás que tienen bebés más grandes para ser destetados, esto es índice de una mayor conciencia respecto al destete natural, el amamantamiento prolongado, y es expresión de una lactancia exitosa.

Como lo señaláramos en otras ocasiones, tanto la Organización Mundial de la Salud como UNICEF hablan de una lactancia saludable cuando es exclusiva hasta los 6 meses y se produzca un destete que no exceda más allá de los 2 años de vida del bebé.

Un mito que se ha podido derribar es el que plantea que la calidad de la leche materna se deteriora después del año, pero lo cierto es que la composición de la leche materna varía de acuerdo a las necesidades del niño, conforme él va creciendo.

Aun cuando el niño ya es capaz de recibir otro tipo de alimentación la lactancia materna sigue siendo importante fuente nutritiva e inmunológica pasado el primer año de vida del bebé.

Pero las madres plantean una dificultad: es más fácil destetar a un bebé que no habla que a otro más grande que sabe expresar sus opiniones. Pero que sea más fácil destetarlo para la madre no significa que también lo sea para el niño.

De igual manera cuando la madre se siente presionada a destetar y no es lo que realmente desea en su corazón, los niños perciben esta contradicción y más se revelan ante su decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *