Cuidados de bebés para el sol

Ya están aquí esos maravillosos días de calor en los que tanto apetece a salir a pasear. Al hacerlo debes pensar mucho en tu bebé, ya que para él, el sol puede ser beneficioso pero también muy perjudicial si no se toman las medidas pertinentes. Y es que el pequeño aún no dispone de las armas suficientes para luchar contra los grandes calores. En el siguiente artículo te mostraremos una serie de recomendaciones. El organismo del bebé de menos de seis meses no es capaz de regular su temperatura, cuando la temperatura ambiente alcanza los 26° C.

Con el fin de evitar golpes de calor en el bebé o quemaduras en la piel, te hemos preparado una serie de consejos, precauciones y recomendaciones que te serán muy útiles:

cuidados bebes sol

  • Viste al bebé con trajes ligeros de algodón.
  • Nunca expongas al bebé a los rayos del sol. Aún así, ponle protección máxima aunque esté debajo de una sombrilla o a resguardo del sol. Los rayos del sol son peligrosos hasta debajo de una sombrilla por el brillo sobre la arena. Y la piel del niño muy delicada.
  • Refresca al bebé regularmente mediante un pulverizador de agua (con agua mineral) y dale a menudo de beber. Ademas vigila su alimentación.

El bebé y el sol

Los bebés de menos de 6 meses no tienen ninguna defensa contra el sol. Su organismo aún no produce la suficiente melanina para protegerle del sol. Los pequeños de menos de seis meses son un peligro tremendo con el sol, pero incluso hasta los 3 años de edad, los niños no están del todo preparados para recibir los rayos ultravioletas. Así que, el niño podrá disfrutar de la playa pero sólo en las horas en las que el sol no es demasiado fuerte (antes de las 11 de la mañana y después de las seis de la tarde) y siempre con la cabeza cubierta con un gorro de algodón o una gorra de visera ancha y con crema protector.

Aquí tienes una lista con los detalles según el desarrollo de tu bebe por meses:

Cubre todas las partes visibles del cuerpo del bebé con una crema protectora de máxima protección y renuévala cada hora y después de cada contacto con el agua. Cuidado con las quemaduras de sol en edad tan temprana (e incluso hasta la adolescencia), ya que son las responsables más grandes de la aparición ulterior de cánceres de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *